El origen de la palabra aceite y su uso

por | Ene 18, 2020 | Curiosidades, General | 0 Comentarios

La palabra aceite proviene del término árabe hispano azzáyt , que por otro lado tiene como origen del árabe clásico azzayt, y este a su vez de la palabra aramea zaytā. Todas ellas tienen común un  significado conjunto: el zumo o jugo de la aceituna. Es por ello que esta palabra está ligada íntimamente a este fruto, la aceituna. Y eso es precisamente lo que hoy en día producimos en las almazaras, zumo de aceituna. Curioso, la palabra almazara también tiene origen árabe, (al-ma’sara = el lugar donde se exprime la aceituna para obtener aceite).

Es curioso también como en otros países el término aceite está reservado hace referencia exclusiva al que nace de la aceituna teniendo otro nombre aquellos “aceites” que nacen del girasol y otros vegetales. Ciertamente desde el latín la palabra que designa las sustancias grasas liquidas es oleum (de donde viene la  palabra óleo ), pero la que se adoptó en el español o en el portugués fue la de origen árabe. Es el caso del inglés, es Oil, en francés es Huile, en alemán Öl, o en italiano Olio.

Nuestro gran producto y por el cual se identifica a la Provincia de Jaén es el «Aceite de Oliva». No el aceite de girasol o el aceite de palma. Y cuando nosotros, en Jaén o Andalucía, hablamos del aceite de oliva no solemos ponerle apellido. Esto es, coloquialmente solemos decir: «he comprado una garrafa de aceite», «me he comido una tostada de aceite o un «panyaceite» o «no encuentro el aceite y quiero freir unas patatas». No solemos decir aceite de oliva y mucho menos aceite de oliva virgen extra para especificar el producto al que nos referimos. Por tanto, en estas expresiones, nos falta la información de que tipo de aceite se ha usado o voy a usar.

En nuestro caso, en Jaén, asociamos fuertemente la palabra aceite a nuestro zumo de aceituna. Pero en otros lugares no. Esto ocasiona cierta confusión a la hora del uso de las diferentes grasas vegetales ya que se confunden los diferentes tipos de grasas. Ya sabemos que es bueno saber diferenciar los aceites vegetales que tenemos al alcance de la mano y que su precio es diferente al igual que su calidad. Se llega a ver en ocasiones «productos elaborados/procesados» con una aceitera como símbolo del uso del aceite de oliva y en sus ingredientes o composición no lo usan. Esto hace confundir al consumidor gracias a este vacío de información. Ayudaría, al igual que hacen nuestros vecinos de Portugal, reservar la palabra aceite solamente al zumo de aceituna (aceite de oliva virgen y aceite de oliva virgen extra) y denominar con otro término, grasa u oleo, al resto de aceites vegetales. Supondría un gran valor añadido para nuestro producto y también para el consumidor ya que la palabra aceite no se usaría tan alegremente y pocos productos la tendrían dentro de sus ingredientes.

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Scroll Up