LA HISTORIA DETRÁS DE LA DAMAJUANA

por | Jun 13, 2019 | General, Historia | 0 Comentarios

 Este artilugio denominado tradicionalmente DAMAJUANA, era un elemento tradicional en la agricultura y la vida del siglo pasado. Tanto es así, que contamos con varios ejemplares a lo largo del recorrido que el visitante hace en el Centro de Interpretación Olivar y Aceite.

Se trata de un utensilio de vidrio y con forma de recipiente esférico que sirve para almacenar líquidos. Tal y como vemos en la fotografía podría tener diferente tamaño y con una capacidad que podía variar entre 10 y 40 litros, o incluso más. Antiguamente su uso principal se destinaba para utilizaban para trasladar y almacenar vino y licores o agua. Siempre iban forradas de mimbre o esparto y con asas para poder moverlas con facilidad. Otro uso era mojar la capa exterior vegetal para mantener mejora la temperatura del líquido contenido en su interior.

Pero lo realmente curioso de este elemento es su nacimiento. Son varios los orígenes que se le atribuyen a la Damajuana, el más conocido es el que se cuenta como anécdota que en el S. XVI la reina Juana I de Nápoles, tras refugiarse de una tormenta en el taller de un vidriero en la aldea de Grasse. Al entrar en el lugar de trabajo del artesano, se interesó por el proceso de fabricación de unas botellas. El artista quedó maravillado del interés mostrado, tanto que el maestro decidió inflar una de enormes proporciones, quizás para lucirse ante la soberana. El resultado fue este utensilio y que en honor a ella decidió bautizarla como “Reine Jeanne”, a lo que la reina apostilló que era más adecuado llamarla “Dame Jeanne”. Por otro lado, existe otra historia o leyenda que la asocia al S. XVI donde los marineros del sur de Francia llamaban, de forma gracioso o de mofa, Dame-Jeanne a las botellas gruesas de 10 a 20 litros, comparándolas con mujeres con mucho peso y con muchas curvas.

Indistintamente cual sea el origen del nombre, la forma de esta botella tiene un encanto especial y llama mucho la atención por su aspecto decadente, o por sus grandes dimensiones. Su uso tradicional asociado a  la transparencia y las diferentes tonalidades del vidrio, le daban una imagen atractiva y una percepción de fragilidad que encaja a la perfección en cualquier lugar de la casa o espacio de trabajo.

Hoy en día se puede encontrar como elemento decorativo, sola o acompañada de más ejemplares, en espacios más modernos o en lugares más rústicos tal y como puedan ser un salón, un patio o una terraza. En la actualidad se usan como jarrones, lámparas o simplemente como elemento de almacenaje. Es tan polivalente y tan bonita que la Damajuana se puede encontrar expuesta en cualquier lugar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Scroll Up