Métodos antiguos de extracción de aceite de oliva

por | Sep 18, 2019 | Curiosidades, General, Historia | 0 Comentarios

Hoy en día el sistema de extracción de aceite de oliva más importante y eficiente es el de centrifugación, combinado con el batido y una apropiada molienda. Hace unas décadas, el sistema tradicional eran las prensas o los molinos de empiedro. Pero si nos remontamos bastantes años más atrás, encontramos una tremenda variedad de métodos mucho menos eficientes que la actualidad. En este post os presentamos algunos de ellos.

Pisado de aceitunas y torsión en saco.

Un método usado hasta hace muy poco en la uva pero que también se usaba en la aceituna ya desde el antiguo Egipto. En un gran recipiente, pila o artesa o se colocaba un saco de gran tamaño de un material textil. Habitualmente lana de oveja o piel de cabra, donde se depositaban las aceitunas. Éstas debían estar muy maduras preferiblemente. Una vez hecho esto, se pisoteaba el saco, y luego se procedía a retorcerlo entre varias personas o usando barras de madera pasándolas por los extremos del saco para estrujar de una manera más potente. El aceite caía por un agujero e iba a parar a una espuerta o recipiente colocado al efecto. Para optimizar el proceso y poder extraer más cantidad todo se regaba con agua caliente, se retorcía una y otra vez. 

Aplastamiento mediante rodillo sobre una mesa de piedra.

Muy sencillo y usado en otros sectores. De hecho este procedimiento era muy similar al usado para los cereales. Lo ejecutaban las mujeres griegas que hacían rodar con un mecanismo de vaivén un rodillo de piedra sobre superficies también de piedra donde se depositaban las aceitunas. A la vez que se aplastaban, el zumo de la aceituna era recogido empapando masas de lana o tejidos. Estos textiles se estrujaban para extraer su contenido. Solía hacerse con las manos y usando un recipiente. Para no desperdiciar nada lavaban los residuos en agua y recogían el aceite que quedaba en el líquido. .

Trituración manual con mortero.

Este sistema consistía en la trituración del fruto en un mortero con un pilón hasta obtener una pasta. Este puré se depositaba en una gran cuba o recipiente, generalmente de tierra cocida, sobre la que se vertía agua a alta temperatura. una vez hecho esto, se aplastaba repetidamente con las manos para liberar el aceite. Una vez que dábamos tiempo, el aceite decantaba y quedaba en una capa que aparecía superficialmente y se recogía con las propias manos. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Scroll Up